La llamada ‘prestación excepcional de servicios’ avala la convocatoria de huelga de SATSE Madrid

29 septiembre 2020
Enfermera atiende a un paciente con COVID 19 en el Hospital de IFEMA

Facilitar la movilidad entre centros y/o unidades es positivo, siempre que sea de forma voluntaria y retribuida. Hacerlo de forma forzosa, como recoge el RD-Ley aprobado por el Gobierno, es otro motivo para avalar la convocatoria de huelga de SATSE Madrid.

El Consejo de Ministros ha aprobado un Real Decreto-Ley que establece “la prestación excepcional y transitoria de servicios del personal de Enfermería estatutario, laboral y funcionario. Las CCAA podrán destinar el personal estatutario de Enfermería, dentro de su centro hospitalario, a unidades asistenciales de otra especialidad distinta de la suya cuando el número de profesionales de dichas unidades no sea suficiente, como consecuencia de la pandemia por COVID-19”.

En el caso de los profesionales de Enfermería y Enfermería Especialista las plantillas están todas por debajo de los ratios considerados esenciales por lo que “nos tememos que desde el Gobierno regional sientan la tentación de cerrar servicios que ellos consideran no esenciales y trasladar ese personal a otros Servicios y/o Unidades que crean prioritarios”.

Situación que puede ser más dramática en el caso de Atención Primaria ya que el mismo Real Decreto-Ley recoge que el Gobierno regional puede trasvasar profesionales de los centros hospitalarios a los centros de salud o al revés. “Si en la primera oleada ya se cerraron (y siguen cerrados) muchos centros de salud para atender las necesidades del Hospital de Emergencias de Ifema, ahora puede ocurrir más o menos lo mismo. Que el Gobierno regional tenga la tentación de cerrar centros de salud para cubrir las necesidades de personal del hospital de referencia o para nutrir de enfermeras a los hospitales de campaña que se pongan en marcha.

La realidad que esconde este RD-Ley es la nula política de recursos humanos en el seno del Sistema Nacional de Salud. En los últimos años hemos formado a miles de profesionales sanitarios, muchos de ellos enfermeras, para que terminen trabajando en otros países que es en el único lugar donde les han ofrecido una estabilidad laboral que aquí se le niega.

El RD-Ley afirma que “el personal funcionario autonómico o laboral que preste su actividad en establecimientos sanitarios de carácter público podrá ser destinado a cualquier dispositivo asistencial del Sistema Nacional de Salud”. Norma que lo único que genera es malestar entre un colectivo, el de Enfermería, que ya no puede aguantar más.

Por último, este Real Decreto-Ley es otro motivo más para refrendar una huelga que solo busca defender los derechos de los profesionales de Enfermería, Enfermería Especialista y Fisioterapia de Atención Primaria, Hospitalaria, SUMMA 112 y residencias públicas del AMAS.