Las enfermeras quieren más competencias para mejorar la atención al madrileño

29 octubre 2020

El Sindicato de Enfermería en Madrid ha conseguido que las enfermeras y enfermeros dejen de estar en la puerta de muchos centros de salud regulando el flujo de pacientes. El Sermas ha empezado a formar a personal para que realice dicha función, tal y como exigía SATSE

El Servicio Madrileño de Salud (Sermas) ha comprendido que tener a una enfermera regulando el flujo de pacientes (entrada al centro de salud)no solo no es operativo ni eficiente sino un desaprovechamiento total del trabajo de éstas y ha empezado a contratar y formar a personal para que realice tal función.

Las enfermeras y enfermeros de los centros de salud del Sermas comenzarán, según se vayan incorporando este personal, a atender sus consultas de Enfermería y a realizar aquellas tareas de las que fueron relegados por la pandemia.

Tareas que, sin embargo, podrían realizar con mayor agilidad si se incrementaran las competencias que tienen reconocidas por la Administración Sanitaria ya que muchos procesos asistenciales podrían ser iniciados y finalizados por el propio profesional de Enfermería pero para ello necesita incrementar sus competencias, entre ellas la prescripción enfermera.

SATSE Madrid ha reclamado, igualmente, una organización centralizada y homogénea en los centros de salud de la Comunidad de Madrid para que las enfermeras y enfermeros estén realmente en las consultas de Enfermería, realizando las funciones que les son propias como atención a pacientes, visitas domiciliarias, atención a crónicos, planes de cuidados. Actividades muchas de ellas que tenían relegadas por tener que estar en las puertas de los centros regulando la entrada de usuarios, una tarea que, en muchos casos, no dejaba de ser meramente administrativa.

Si queremos una Sanidad pública fuerte y cohesionada necesitamos una Enfermería con más competencias para que podamos avanzar como ya lo están haciendo otras Comunidades Autónomas. El Gobierno regional afirma que somos pioneros en materia sanitaria pero la realidad es que, en cuanto a competencias enfermeras, estamos a la cola del Estado y de Europa. Somos una de las pocas Comunidades que no disponemos aún de la prescripción enfermera lo que impide que podamos ofrecer los mejores cuidados a nuestros pacientes y a los madrileños en general”, afirman desde el Sindicato de Enfermería.