Las Urgencias del Hospital Gregorio Marañón, colapsadas por la gripe

11 enero 2018
No es la gripe lo que colapsa la Sanidad Pública

SATSE Madrid ha reclamado a la Gerencia del Hospital Gregorio Marañón, que sigue afirmando que todo está controlado, que se prohíba la atención a los pacientes en los pasillos ya que atenta a su dignidad e impide que los profesionales de enfermería puedan ofrecer una asistencia de calidad.

80 años, múltiples patologías e ingresado en un pasillo. Este ejemplo, ficticio, atenta contra la dignidad de los pacientes por lo que SATSE Madrid ha exigido del gerente del Hospital Gregorio Marañón que prohíba la atención a los usuarios en los pasillos de la Urgencia. “Además de atentar contra su dignidad, impide que los profesionales de enfermería puedan ofrecerles una asistencia de calidad”, han denunciado los responsables de la Sección Sindical de SATSE Madrid en el citado centro asistencial. 

La situación a día de hoy en el Hospital Gregorio Marañón es, para esta organización “crítica”, por lo que ha reclamado de la Gerencia una solución. La respuesta ha sido que ‘todo está controlado’ a pesar de que se han tenido que habilitar espacios no sanitarios para atender a los usuarios que acuden al hospital en demanda de atención urgente. 

De igual forma, desde SATSE Madrid se ha denunciado que la falta de camas y camillas ha obligado a tener ingresados en sillones a pacientes durante toda la noche, lo que no facilita su atención y atenta contra los derechos que tienen como pacientes. 

Por otro lado, los profesionales de la Urgencia, entre ellos los de enfermería, están al límite, explican desde SATSE Madrid, “ya que la sobrecarga, que perdura en el tiempo, está agotando a los sanitarios”. 

La alternativa que ofreció SATSE Madrid en su última reunión con la Gerencia “es la contratación de más profesionales, especialmente necesaria en el turno de noche, ya que los pasillos empiezan a desaparecer en este turno y el problema se traslada de la Urgencia a otras unidades que no están lo suficientemente reforzadas como para asumir la sobrecarga asistencial”. 

Igualmente, explican desde la Sección Sindical de SATSE Madrid, hay unidades críticas, como Cuidados Intensivos y Reanimación, que han visto incrementado el número de camas por espacio mientras que la plantilla no se ha reforzado suficientemente, hecho éste que no debería permitirse.