Quieren acabar con los Centros de Salud y desmantelar la Atención Primaria madrileña

04 diciembre 2018
Salvemos nuestra Atención Primaria

SATSE Madrid cree que la estrategia de la Consejería de Sanidad es ‘eliminar paulatinamente’ la Atención Primaria. El Sindicato pronostica que de aplicarse la medida habrá miles de despidos, especialmente entre Enfermería, al disminuirse artificialmente la demanda.

Madrid es la Comunidad con menor número de enfermeras por paciente de todo el Estado. Desde la Consejería se ha intentado que la oficina de farmacia sustituya a los profesionales de los Centros de Salud en determinadas labores asistenciales y ahora quiere limitar el horario de éstos buscando el despido de profesionales. Además, esta decisión trasladará la presión asistencial a las Urgencias con lo que colaborará, aún más, a su saturación. En definitiva, el Gobierno del PP va a acabar con los Centros de Salud desmantelando la Atención Primaria y los Centros de Salud. 

La Mesa Sectorial Extraordinaria ha aprobado, por imposición de la Administración, y el apoyo de Amyts y CSIT,que el pediatra dejará de pasar consulta a partir de las 18:30 horas. Si necesita hacerlo pasada esa hora, habrá un médico de familia o tendrá que recurrir a las Urgencias de los hospitales ya de por sí saturadas en la actualidad. 

Para el resto de usuarios, la Consejería afirma que pondrá uno o dos médicos de familia y una o dos enfermeras (no lo hará su médico o enfermera habitual) que atenderán a los usuarios que reclamen asistencia sanitaria, aunque el documento matiza que será de “urgencia”, no quedando claro qué pasará con aquellos usuarios cuya demanda no sea urgente.

Para SATSE Madrid la pretensión de la Consejería con el cambio de los horarios de los Centros de Salud no busca favorecer la conciliación de los profesionales sanitarios “sino favorecer a los pediatras que dicen no estar valorados como sus compañeros de hospitalaria y para los que la Consejería no encuentra sustitutos en Primaria”. 

SATSE Madrid ha trasladado a la Consejería una alternativa a desmantelar la Primaria, “la innovación en la forma de abordar los cuidados enfermeros en los Centros de Salud, cambiando la forma de actuar, aumentando las funciones de los profesionales de Enfermería, modificando la manera de abordar los problemas de salud, tal y como se está haciendo ya en algunas Consultas de Enfermería, por ejemplo”. 

3,5 millones de afectados, 15.000 al día

Las tablas que maneja la Consejería de Sanidad indican, según ellos, un descenso en la atención sanitaria a partir de las 19:00 horas. Esos datos muestran que, a partir de esa hora, las visitas suman, al año, más de 2 millones de pacientes en Medicina de Familia, 441.000 niños en las consultas de Pediatrías y algo más de un millón en las consultas de Enfermería. En total casi 3.5 millones de usuarios acuden a un Centro de Salud a partir de las 19:00 horas. Es decir, casi 15.000 usuarios al día. 

Desde SATSE Madrid se ha criticado, igualmente, que los 14 centros pilotos donde se llevará a cabo el test sean designados por la Administración y los sindicatos firmantes “por lo que elegirán aquellos más favorables al cambio de horario y dónde la contestación popular sea escasa o nula”.SATSE Madrid ha planteado que hagan esa prueba piloto en Vallecas, Orcasitas o Parla. Los resultados y el grado de satisfacción será otro ya que el perfil del usuario es totalmente distinto y no dispone, por ejemplo, de la posibilidad económica de acudir a una consulta privada. 

De igual forma se ha criticado, duramente, que la pretendida conciliación dependerá, básicamente del Centro de Salud ya que solo podrán adaptarse al nuevo horario un 36% de los centros de saludya que dependerá de si hay espacio físico disponible para ubicar las nuevas consultas. La realidad, aventuran desde SATSE Madrid, es que solo podrán ser reubicados los pediatras. 

Además, a partir de unos meses, si finalmente se adopta el nuevo modelo, el 33% de los madrileños verán reducido el horario del centro de salud mientras el resto podrá seguir acudiendo hasta las 9 de la noche, como ocurre actualmente.