SATSE Madrid reclama una productividad variable equitativa

11 octubre 2017
Cuida al que te cuida

La productividad variable surgió con el objetivo de incentivar a los profesionales y premiar a los que mejor lo hacían.La realidad es que se ha transformado en un sobresueldo de los cargos directivos de los centros asistenciales del SERMAS, denuncia SATSE Madrid.

En estos días se están haciendo públicas las cifras sobre los índices de cumplimiento de los objetivos previstos por los centros asistenciales públicos y la productividad variable que van a percibir los que han participado en ellos. 

La productividad variable surgió como un intento de incentivar a los profesionales y premiar a los que mejor lo hace y, además, cumplen más objetivos. La realidad: se ha pervertido y transformado en un sobresueldo más para los cargos directivos de los centros asistenciales del SERMAS, denuncian desde SATSE Madrid. 

Más del 50% de los procesos asistenciales que miden dicha productividad variable son procesos enfermeros y, sin embargo, los profesionales de enfermería son los grandes perjudicados del reparto, los que menos perciben a la hora de distribuir dicho incentivo, desmotivando a los profesionales que consideran que su esfuerzo y dedicación no sirve para casi nada. 

Por otro lado, los directivos de los centros asistenciales del SERMAS, los que deciden qué porcentaje se asigna a cada trabajador, se autopremian con las cantidades más elevadas que, en algunos casos, multiplica su sueldo mensual. 

SATSE Madrid va a solicitar al consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, “un cambio en la forma de retribuir dicha productividad variable, para que se adapte a la realidad y que realmente el que más contribuye al cumplimiento de los objetivos sea el que más perciba”.