Empeora la atención que se presta al ciudadano en la sanidad madrileña

10 mayo 2021
Enfermera agotada

Una macroencuesta realizada por SATSE visibiliza que las enfermeras madrileñas consideran que con la pandemia ha empeorado la atención que se presta a los usuarios en su unidad/centro (el 87’58% de las encuestadas así lo piensa) y que no disponen del tiempo suficiente para prestar a sus pacientes la atención más adecuada (87’74%). Se confirma, igualmente, que las enfermeras/os madrileñas creen (89’94%) que, coincidiendo con la pandemia del Covid19, han empeorado sus condiciones laborales.

Un porcentaje muy elevado de enfermeras, demasiado, consideran que no disponen del tiempo suficiente para prestar a sus pacientes la atención más adecuada (el 87’74%) por lo que cuando acaban su turno de trabajo tienen, aún, actividades por realizar (lo indican el 70’59% de las enfermeras encuestadas).  Consecuencia de este hecho es que muchas (casi el 60%) han de prolongar su turno de trabajo para realizar actividades que no han podido llevar a cabo en su jornada habitual.

Este es uno de los datos más significativos de la macroencuesta realizada por SATSE que visualiza muchos de los problemas que afectan a la profesión y que desde el Gobierno regional ignoran. “Es dramático que un 88’94% de las enfermeras/os encuestadas consideren que sus condiciones de trabajo han empeorado considerablemente desde que comenzó la pandemia o que más de la mitad reconozcan que deben prolongar su turno de trabajo para realizar actividades a las que no ha tenido tiempo (el 59’84% de las encuestadas)”, explican desde SATSE Madrid.

Otro dato significativo es que más de 87% de las enfermeras encuestadas/os considera que su unidad o centro de trabajo no dispone del personal suficiente para prestar la atención más adecuada y que muchas de ellas, más de la mitad, afirman que la dirección las ha desplazado de su puesto habitual (un 51’44%) con los problemas de adaptación que esto conlleva tanto en el aspecto personal como en el de los cuidados que ofrecen a sus pacientes.

 

Antes y después de la pandemia de Covid19

Desde 2012, SATSE lleva realizando encuestas periódicas para conocer la percepción de los profesionales de Enfermería sobre diversos aspectos de la atención sanitaria, el nivel de estrés que soportan, etc. por lo que es posible establecer comparaciones con datos de antes y después del Covid19.

La comparación de estos datos de antes de la pandemia (desde 2017) con actuales ofrece un resultado poco esperanzador, explican desde SATSE Madrid. Así, las encuestas realizadas entre 2017 y 2020 mostraban que el 71’69% pensaba (antes del Covid19) que sus condiciones laborales eran malas. Tras iniciarse la pandemia, el porcentaje subió al 89’94%.

Sobre la atención que se presta a los usuarios en la Unidad o centro de trabajo, en prepandemia las enfermeras/os consideraban que había empeorado en los últimos años en un 70%. Tras la pandemia, lo afirman el 87’58%.

La dotación de personal siempre ha sido el talón de Aquiles de la sanidad madrileña y así lo afirman los profesionales en las encuestas que se llevan periódicamente a cabo. En encuestas anteriores a la pandemia, el 82’52% afirmaban que era insuficiente para prestar la atención más adecuada, disparándose este dato hasta el 87’08% en la encuesta realizada en plena pandemia, lo que significa que los profesionales siguen considerando “muy insuficientes” los anunciados refuerzos de personal que se han llevado a cabo desde la Administración Sanitaria regional.

“Urge dar una respuesta válida, que pasa ineludiblemente por ampliar las plantillas de enfermeras, enfermeras especialistas y fisioterapeutas y por desbloquear una situación que es inaguantable: No es posible que las últimas OPEs, que se realizaron hace ya más de dos años, sigan sin resolverse y que éstas no sirvan para crear ni un solo puesto de trabajo ya que lo único que hacen es estabilizar el ya creado”, finalizan desde SATSE Madrid.