La mala planificación de la vacunación está agravando los problemas de los centros de salud en Madrid

19 abril 2021

Las enfermeras de los centros de salud siguen atendiendo presencialmente a sus pacientes crónicos, hacen seguimiento de patologías, realizan PCR, control y rastreo de pacientes Covid y sus contactos, etc. Además, citan a los usuarios susceptibles de ser vacunados, atienden la mayoría de las urgencias, revisan los listados que les remiten con la población a vacunar (que tienen numerosos errores) y son las responsables de la vacunación contra el Covid19.

Las enfermeras y enfermeros de los centros de salud madrileños, la principal herramienta humana en la vacunación de la sanidad española, están hartos de soportar la pésima organización de la campaña de vacunación contra el Covid19. La han diseñado políticos, sin contar con las profesionales de Enfermería, que llevan a cabo año tras año campañas como las de la vacunación de la gripe.

“No puede ser, explican desde SATSE Madrid, que cuando las enfermeras propusimos vacunar en los domicilios a los grandes dependientes, por ejemplo, se nos argumentara que no se podían sacar las vacunas de los centros de salud y que era imposible a pesar de que se estaba haciendo en otras CCAA. Ahora, en plena campaña de vacunación masiva de la población mayor de 80 años se nos urge a hacerlo, ¡ya!, argumentando que son prioritarios y que su inmunización es esencial. Las plantillas enfermeras son muy escasas, las bajas no se cubren, no se contrata, y la única forma de llevarlo a cabo es cerrando agendas e impidiendo que usuarios con cita previa puedan acudir a las Consultas presenciales de Enfermería, que están dejando de funcionar o lo hacen al mínimo”.

La alternativa, propuesta por SATSE Madrid, es permitir que aquellas enfermeras/os que lo soliciten puedan prolongar su jornada, hecho éste que desde la Consejería se impide cada vez que se demanda. “No puede ser que a otros profesionales sí se les permita, mientras que a las enfermeras se nos diga que no a pesar de que queremos que el centro de salud funcione de forma presencial, que siga ofreciendo cuidados, que mantenga su actividad habitual y, además, se lleven a cabo las vacunaciones masivas a los madrileños”, afirman desde la organización sindical

Desde SATSE Madrid, al igual que lo indican muchas enfermeras/os de los centros de salud, se critica la poca sensibilidad de los gestores sanitarios que parecen ignorar que si una enfermera no pasa consulta presencial se incrementan los problemas de los pacientes crónicos, aumentan los procesos ulcerosos y sus consecuencias, los efectos de un mal control de diabetes se multiplican, así como las complicaciones derivadas de un mal control de otras muchas enfermedades. Las enfermeras defienden que, si no pueden ver presencialmente a sus pacientes, la calidad de vida de éstos empeora ya que contactar con ellos por teléfono no sirve en la mayoría de las ocasiones para nada, por lo que reclaman que los centros de salud recuperen su actividad al 100% y que sea cuanto antes.

El trabajo diario de las enfermeras/os

El día a día de muchas enfermeras de los centros de salud es llamar a pacientes que iban a acudir a sus consultas de Enfermería (para realizar controles de sus enfermedades crónicas o llevar el seguimiento de su salud) e indicarles que no acudan, ya que han de irse para vacunar a domicilio y permanecer allí unos 15 minutos para observar que no hay reacciones adversas, mientras que sus compañeros lo hacen en los centros de salud a la población que puede desplazarse.

“El despropósito es total, indican desde SATSE Madrid, ya que, además, cuando no hay Gestor Covid (que es el personal que controla el aforo del centro y, tras preguntar, dirige a zona Covid o no Covid), el obligado a sustituirlo es la enfermera/o. El director del centro, siempre médico, fuerza a que sea una enfermera la encargada de filtrar a los pacientes a pesar de que hemos absorbido el trabajo de otros profesionales sanitarios con el argumento del Covid y que éstos tienen muchas llamadas telefónicas. Lo hemos hecho, además, en plena campaña de vacunación que la realiza, exclusivamente, la enfermera/o, no otros profesionales sanitarios, como muchos parecen olvidar”.

Desde SATSE Madrid ya se ha trasladado a la Administración que el seguimiento al paciente Covid sea realizado por el médico, que mantiene una menor atención presencial en la actualidad, y no por la enfermera. Ésta, explican, tiene que poder seguir realizando las visitas domiciliarias y sus consultas presenciales de Enfermería, ambas imprescindibles para la salud de los madrileños, y deben poder volcarse con la campaña de vacunación, si se quiere acabar lo antes posible con la pandemia del Covid.