“La solución no está en los recortes sino en la creación de empleo”

29 junio 2011

Declaración de Rafael Reig, Secretario General de Acción Sindical de SATSE

Rafael Reig, Secretario General de Acción Sindical, ha declarado tras la manifestación contra el pensionazo, el rechazo a la transferencia a las CC.AA. del Patrimonio inmobiliario de la Seguridad Social. Cuando se cuestiona la Sanidad Pública o nuestro Sistema de Pensiones se está poniendo en peligro un derecho de todos.

Declaración de Rafael Reig, Secretario General de Acción Sindical tras la manifestación contra el pensionazo celebrada el 29 de junio de 2011:

El Sindicato de Enfermería y los sindicatos que estamos aquí, que formamos parte de esta Plataforma, representamos a un número muy importante de trabajadores y empleados públicos, y les guste o no a nuestros políticos nos tienen que escuchar.

Y a eso hemos venido: a que sepan que no estamos de acuerdo con esta reforma de la Seguridad Social y de la Jubilación, que se acaba de aprobar en una simple Comisión del Congreso, sin ni siquiera discutirla en un Pleno.

Nuestro Sistema de Seguridad Social es una conquista de muchos millones de trabajadores a lo largo de muchos años y no podemos consentir que, con el pretexto de hacerlo sostenible, el Sistema se debilite y nuestros derechos se recorten.

La solución no está en los recortes sino en la creación de empleo, que es lo que nos falta.

También rechazamos la transferencia a las CC.AA. del Patrimonio inmobiliario de la Seguridad Social, que de rondón se ha incluido en la Ley, porque va a ser muy difícil que las CC.AA. resistan la tentación de sanear sus cuentas con la liquidación progresiva de dicho Patrimonio. Una Comunidad ya lo ha anunciado abiertamente y es seguro que otras seguirán su ejemplo.  

Esto tiene un nombre: se llama privatizar.

Y no son hechos aislados, sino que forma parte de una estrategia para convencernos de que el Estado del Bienestar es insostenible.

Lo mismo pasa con la Sanidad Pública, que también se está poniendo en cuestión. Los profesionales sanitarios, las enfermeras y enfermeros, sabemos muy bien lo que decimos cuando hablamos de esto, porque lo estamos viviendo a diario desde hace mucho tiempo.

Todos los ciudadanos y los trabajadores debemos tener presente que cuando se cuestiona la Sanidad Pública o nuestro Sistema de Pensiones se está poniendo en peligro un derecho de todos.

Por eso, desde el Sindicato de Enfermería decimos: Que no nos cuenten mentiras. El Estado del Bienestar necesitará reformas, pero es sostenible con mayor control y mejor gestión, sin que ello suponga pérdida de derechos: No podemos dejar que nos lo arrebaten.

Además, esta reforma de la jubilación y del Sistema de Pensiones ahoga las esperanzas de más de 200.000 enfermeras y enfermeros, y muchos otros profesionales de la Sanidad, de obtener una jubilación a una edad más acorde con nuestras condiciones de trabajo, las cuales nos obligan a realizar turnos, guardias, noches, festivos y fines de semana a lo largo de toda nuestra vida profesional, haciendo que la conciliación entre vida personal y laboral sea una utopía y que nuestra salud se deteriore.

Es una injusticia clamorosa que con estas condiciones de trabajo se nos condene a trabajar dos años más hasta la jubilación, y que dicho esfuerzo vaya a ser compensado con una pensión inferior para el resto de nuestra vida. Sobre todo teniendo en cuenta que hasta ahora la inmensa mayoría de la Enfermería ha cotizado más de 40 años cuando se jubila.

Los ciudadanos, y todos vosotros, debéis saber que no hablamos de meras reivindicaciones a favor de un colectivo. De lo que se trata es de garantizar la calidad del Sistema Sanitario y de seguir manteniendo y mejorando unos niveles de salud envidiados por otros países, sobre todo porque se obtienen con un gasto inferior al de los países de nuestro entorno.

Y esto sólo se consigue con unos profesionales en plenas facultades para asumir un trabajo que conlleva un gran desgaste físico y emocional.

Yo soy enfermero, y trabajador, y empleado público, y me rebelo contra los que nos estafan con reformas y recortes injustos, que además se deciden de manera arbitraria y precipitada.

Por eso, desde el Sindicato de Enfermería animamos a todos los trabajadores y especialmente a los compañeros del Sistema Sanitario a manifestar su oposición a esta reforma.

Ánimo a todos, que todavía tenemos muchas cosas que decir.

Galería multimedia