Las enfermeras saldrán a la calle para movilizar a la sociedad en contra de los recortes en Sanidad

10 mayo 2012

Cerca de 100 mesas informativas se instalarán en toda España, para recoger firmas, y se difundirá el video “Defiendo lo que me importa”, con motivo del 12 de mayo. Las enfermeras quieren sumar esfuerzos para evitar el deterioro de la atención sanitaria que reciben los ciudadanos.

Las enfermeras saldrán a la calle el próximo 12 de mayo, con motivo de la celebración del Día Internacional de la Enfermería, para recabar apoyos en contra de las medidas de recorte de las diferentes administraciones públicas que están suponiendo un “grave perjuicio” para su trabajo y la atención que se presta a los pacientes.

Organizada por el Sindicato de Enfermería, y dentro de la campaña #mayoverde, “Stop Recortes, Salvemos la Sanidad”, se iniciará a partir del próximo día 12, en toda España, una recogida de firmas y mensajes de apoyo con la intención de hacerlos llegar a la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, el próximo 26 de mayo, durante la concentración multitudinaria prevista junto a la sede del Ministerio.

En concreto, se instalarán el día 12 cerca de 100 mesas informativas en centros comerciales, hospitales, lugares céntricos… de todas las comunidades autónomas donde, además de recabar las firmas, se informará a los ciudadanos sobre los recortes que se están produciendo en los distintos servicios de salud y las repercusiones que tienen tanto para los pacientes como para los profesionales. En días posteriores, se instalarán más mesas en los centros sanitarios.

Asimismo, comenzará la difusión del vídeo “Defiendo lo que me importa”, dirigido tanto a profesionales como ciudadanos, para buscar su movilización de cara a la concentración del 26 de mayo. El vídeo se centra en el testimonio en primera persona de una enfermera explicando cómo le está afectando la situación de deterioro actual en su deseo de ofrecer la mejor atención posible a sus pacientes.

El Secretario General del Sindicato, Alejandro Laguna, ha rechazado que las distintas administraciones públicas estén optando por tomar decisiones de manera unilateral, sin participación ni consenso, que suponen más desempleo,   menos servicios, menos derechos, y más privatización, lo que conlleva, en definitiva, una peor atención sanitaria.

En concreto, uno de los principales recortes que afectan a las enfermeras, y, por ende, a los pacientes, es la reducción del número de profesionales, por despidos y no renovaciones de contrato, que precariza la asistencia sanitaria y puede llevar, en sus casos más extremos, a un aumento en la mortalidad de los pacientes que atienden. También provoca estrés, desmotivación, aumento de bajas o la imposibilidad de conciliar la vida laboral y familiar.

Otras medidas que repercuten negativamente en la calidad asistencial son el aumento de la jornada laboral; la reducción de los días de descanso adicionales; limitar o eliminar las sustituciones; los cambios de horario sin previo aviso; el trabajo a turnos;  la no suplencia de profesionales que caen enfermos, y la suspensión de acuerdos de forma unilateral por parte de las distintas administraciones.

Laguna también ha recordado otros recortes que afectan directamente a la atención del usuario, como el cierre de camas, unidades en los hospitales o de centros de salud y ambulatorios, además del aumento de las listas de espera.

“Los profesionales de enfermería, como responsables de los cuidados de los pacientes, también quieren cuidar el propio sistema, que, sin duda, se encuentra enfermo y en peligro”, ha añadido. 

Las actividades previstas en torno al 12 de mayo se incluyen dentro de la campaña de información, sensibilización y movilización que SATSE está desarrollando a largo de este mes en toda España, bajo la denominación general de #mayoverde. Una campaña que continúa la iniciada el pasado año “Soy Enfermera” con el objetivo de potenciar la visibilidad de la profesión y aunar esfuerzos en contra de la actual situación que sufre la atención sanitaria.

Laguna ha señalado que las enfermeras son muy conscientes de la difícil situación que atraviesa nuestro país y entienden que pueden ponerse en marcha distintas medidas y actuaciones en contra de la crisis sin afectar a nuestro sistema sanitario, y que garanticen su sostenibilidad. 

“Rechazamos también la falta de rumbo y sensación de improvisación que están caracterizando a los distintos gobiernos, con la consiguiente sensación de desconfianza, incertidumbre y alarma entre los ciudadanos y los profesionales”, ha concluido.

Ver vídeo