Los centros educativos de Madrid son los grandes olvidados de las campañas de prevención de la salud

04 septiembre 2023

El Sindicato de Enfermería reclama que el Gobierno regional apueste por la prevención y la detección de problemas y conductas no saludables en los centros educativos madrileños  la prevención y detecy promuevan la presencia de, al menos, una enfermera escolar en todos los colegios públicos de la región.

El Sindicato de Enfermería, SATSE, en Madrid ha reclamado al Gobierno regional que apueste por la prevención y la detección de problemas y conductas no saludables en los centros educativos e impulse la presencia de, al menos, una enfermera escolar en todos y cada uno de los centros educativos públicos de la Comunidad de Madrid.

SATSE Madrid resalta que, además de su labor asistencial al alumnado por un problema de salud o cuando se producen accidentes y otro tipo de incidencias, la enfermera escolar desempeña un papel clave a la hora de detectar conductas y hábitos no saludables, y actuar sobre aquellas situaciones que puedan afectar negativamente a la salud física, psicológica y emocional de los escolares.

Entre otros, SATSE alude a la labor de detección que desarrolla la enfermera escolar ante problemas de salud mental, trastornos de la conducta alimentaria, adicciones (alcohol, tabaco, drogas, etc.), violencia o discriminación por razón de género, bullying, etc.

“La enfermera, como profesional sanitaria, tiene la formación necesaria para detectar y dar la alarma ante problemas y situaciones que requieren una atención conjunta y coordinada de la comunidad educativa y de otros recursos sanitarios y sociales”, apuntan.

De igual forma, desde SATSE Madrid se incide en que la labor informativa de las enfermeras escolares, en colaboración con el profesorado, en materia de prevención y promoción de la salud puede evitar embarazos no deseados o enfermedades de transmisión sexual, las cuales, al igual que otros problemas y situaciones perjudiciales que afectan a niños y jóvenes, se están incrementando en nuestro país a lo largo de los últimos años.

En este sentido, desde SATSE Madrid se recuerda que el hecho de no contar con una enfermera escolar supone desaprovechar una oportunidad de trabajar en propiciar que en la infancia y adolescencia se conozca mejor cómo cuidar y proteger la salud personal ya que es en los primeros años cuando se adquieren y fijan los hábitos que se mantendrán a lo largo de la vida.

“La mayoría de las conductas y hábitos no saludables se suelen adquirir a edades tempranas, por lo que cualquier centro educativo constituye el lugar idóneo, no solo para la promoción de hábitos de vida saludables, sino también para la vigilancia del crecimiento y desarrollo óptimo del alumnado, al integrar las estrategias de cuidados en su entorno habitual de socialización y aprendizaje, teniendo en cuenta, además, que en él pasan gran parte de su tiempo”, asegura.

Por ello, el Sindicato de Enfermería insiste en la necesidad de implantar la figura de las enfermeras escolares en todos los colegios e institutos públicos de la Comunidad de Madrid, al ser, en definitiva, una medida que beneficia al alumnado, a las madres y padres, al profesorado y al resto de la comunidad educativa, así como al sistema sanitario.