Más desempleo, menos servicios y peor atención, “diagnóstico” común de los presupuestos 2013

12 diciembre 2012

Un 7,1 por ciento se destinará menos de media a la atención sanitaria, según los datos que maneja el Sindicato de Enfermería. Murcia y Extremadura, las comunidades “más castigadas” en las nuevos presupuestos autonómicos.

El Sindicato de Enfermería, SATSE, ha denunciado que los presupuestos que las diferentes administraciones autonómicas destinarán el próximo año a Sanidad coinciden en un dramático “diagnóstico” común: más desempleo, menos servicios y peor atención.

Tras un análisis pormenorizado de las cuentas sanitarias autonómicas, el Sindicato de Enfermería ha constatado el escaso interés de los diferentes gobiernos por priorizar en lo realmente importante y, al menos, mantener, sino aumentar, el montante económico destinado a sus respectivos sistemas sanitarios.

Con un descenso superior al 7 por ciento de media, el secretario general de SATSE, Alejandro Laguna, ha criticado que los responsables públicos continúen con su política de recortes impuestos e indiscriminados, que solo conllevan graves perjuicios para los profesionales y ciudadanos, en lugar de ser “valientes “y emprender medidas de eficiencia y optimización de recursos.

Laguna ha insistido en que los distintos Gobiernos hacen “oídos sordos”  a los ciudadanos que, según el último Barómetro del CIS, sitúan una vez más a la sanidad como uno de los problemas que más les preocupan en nuestro país, y vuelven a reducir el gasto público destinado al mantenimiento del sistema sanitario.

El descenso generalizado en las cuentas previstas para 2013 propiciará en todas las autonomías una merma en la calidad de la atención a los pacientes, así como en las condiciones laborales de los profesionales, al continuar cerrándose servicios y camas, aumentando las listas de espera, o reduciendo las plantillas en los centros.

Murcia y Extremadura, a la “cabeza” del recorte

Las comunidades autónomas “más castigadas “serán Murcia, Extremadura, Andalucía y Aragón, con un 13, 12, 10, y 10 por ciento menos de presupuesto, respectivamente. Porcentajes que contradicen las declaraciones públicas que aseguran que la atención sanitaria seguirá siendo la misma y no se verá afectada negativamente.

Valencia, con un 9,6 por ciento; Madrid, con un 7 por ciento; Navarra, con un 6,3 por ciento, y Castilla y León,  con un 5,3 por ciento, les siguen en el camino de los recortes presupuestarios argumentados como “única solución “por su Gobiernos para cumplir los objetivos de déficit marcados..

Por debajo del 5 por ciento se encuentran Castilla-La Mancha, con un 4,5 por ciento; Baleares, con un 3,8 por ciento; Rioja, con un 3 por ciento, y Canarias, con un  1,2 por ciento. Cantabria, por su parte, contempla un aumento “ficticio” presupuestario del 0,72 por ciento, según SATSE.

Recordar que las Comunidades Autónomas de Asturias, Euskadi, Cataluña y Galicia, aun no disponen de presupuestos cerrados para el próximo año, al haberse producido recientemente procesos electorales.