SATSE comparte la preocupación ciudadana por los pocos recursos destinados a Sanidad

25 octubre 2012

El Sindicato  de Enfermería denuncia la “fractura” existente entre los ciudadanos y profesionales, y los políticos. Desde la Organización Mundial de la Salud (OMS) también se alerta sobre la falta de profesionales sanitarios.

Un nuevo estudio sociológico demuestra el sentir común de los ciudadanos y los profesionales de Enfermería ante la actual situación de precariedad que sufre el Sistema Nacional de Salud. Los españoles coinciden con las enfermeras en que se destinan “muy pocos” recursos a la Sanidad.

Según el sondeo de “Opinión Pública y Política Fiscal” realizado por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), la sanidad es el servicio público al que el mayor porcentaje de españoles (58,5 por ciento) cree que se destinan menos recursos de los necesarios, sólo superado por la ayuda a las personas dependientes. Únicamente un 1,7 por ciento entiende que son “demasiados”.

Ante estos resultados, el secretario general del Sindicato de Enfermería, SATSE, Alejandro Laguna, ha señalado que, una vez más, se ha vuelto a demostrar la “fractura” existente entre los ciudadanos y profesionales y los Gobiernos central y autonómicos, ya, que, mientras unos demandan los recursos suficientes para tener una buena atención sanitaria, los otros continúan imponiendo recortes que suponen menos dinero, menos trabajadores y menos servicios.

Al respecto, Laguna también se ha hecho eco de las recientes declaraciones de la directora general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Margaret Chan, quien ha advertido que faltan en el mundo cuatro millones de profesionales sanitarios, apuntando que la escasez existente puede afectar a la calidad y seguridad de la atención al paciente.

En España, el secretario general del Sindicato ha indicado que hay 3,4 enfermeras por 1.000 habitantes, mientras que la media de los países de la OCDE es 9,2. Una diferencia muy importante que demuestra  la escasez de profesionales en nuestro país,  que, lejos de mejorar, irá a más en un futuro de continuar los recortes.

El responsable de SATSE ha recordado que el gasto destinado a Sanidad en España, en torno al 6,5 por ciento del PIB, está por debajo de la media de los países de su entorno, consiguiendo, a pesar de ello, muy buenos resultados en indicadores de salud, y que la atención sanitaria sea uno de los servicios públicos mejor valorados por los ciudadanos. Citando de nuevo el reciente sondeo del CIS, un 49,3 por ciento de españoles creen que funciona bastante o muy bien.

Laguna ha subrayado que el Sindicato de Enfermería viene proponiendo desde hace mucho tiempo a los responsables sanitarios diferentes medidas que harían posible que, con una mejor gestión de los recursos existentes, se mantuviera la calidad en la atención sin tener que recurrir a más y más recortes.

“Este es el camino a seguir, y el que queda claro que quieren los ciudadanos, pero nuestros gobernantes solo miran el ahorro a corto plazo, afecte a quien afecte, y no la sostenibilidad de un sistema sanitario como el nuestro, fuente, hasta el momento, de salud, riqueza y empleo”, ha concluido el portavoz del Sindicato de Enfermería.