SATSE considera “una tomadura de pelo” la reunión del día de hoy ya que entiende que sus conclusiones serán simple papel mojado

10 noviembre 2011

El Sindicato de Enfermería considera que tendría relevancia si acudieran los representantes de las comunidades autónomas donde el PP gobierna. Para SATSE, el desarrollo y armonización de los recursos humanos sanitarios son los temas clave.

El Sindicato de Enfermería considera que la reunión de hoy de la Mesa Sectorial, a la que no han acudido los representantes de las Comunidades gobernadas por el Partido Popular –es decir, la mayoría– no tenía que haberse celebrado. Alejandro Laguna, Secretario General del Sindicato de Enfermería y portavoz de la organización mayoritaria en Sanidad, ha explicado al término de ésta que la reunión “ha sido una tomadura de pelo ya que las conclusiones a las que podría haberse llegado serán papel mojado”.

El portavoz de SATSE ha añadido que hubiera tenido relevancia si hubiera contado con la presencia de los representantes de las Comunidades Autónomas donde gobierna el PP, que además son la mayoría, “pero hacerla con un gobierno interino y sin la presencia de los ‘populares’ refleja el poco interés de la administración sanitaria hacia esta Mesa”.

El Sindicato de Enfermería considera que la Mesa de Sanidad es “importantísima” ya que se trata de la piedra angular sobre la que han de girar cualquier acuerdo sobre recursos humanos, respetando, eso sí, las competencias que tienen las Comunidades sobre este tema.

En este sentido, el Sindicato de Enfermería añade que, tras el 20 de noviembre, “y gobierne quien gobierne, debería darse a esta Mesa de Sanidad la importancia que tiene ya que está llamada a ser el foro de debate de Ministerio y Consejerías de Sanidad y representantes de los profesionales sanitarios para alcanzar acuerdos que sirvan para mejorar las condiciones laborales y profesionales de los trabajadores sanitarios y las condiciones asistenciales de los usuarios”.

El Sindicato de Enfermería ha llevado a esta Mesa 13 puntos que considera prioritarios tales como abrir un proceso de promoción del desarrollo armónico de los recursos humanos del SNS, los criterios que deberían establecerse en la elaboración del Registro de Profesionales o el abordaje sobre el derecho a la movilidad, en el conjunto del Estado, de los profesionales del SNS promoviendo la unificación y homologación de las categorías profesionales, entre otras.