SATSE denuncia que los Gobiernos sigan querido recaudar dinero a costa de la salud de las personas

21 diciembre 2012

El Sindicato de Enfermería critica que nuevos copagos castiguen aún más los bolsillos de los ciudadanos, al tiempo que se les recortan servicios, derechos y prestaciones. SATSE lamenta que las distintas administraciones sigan haciendo oídos sordos al clamor generalizado entre profesionales y usuarios en contra de los recortes.

El Sindicato de Enfermería, SATSE, ha criticado que, en la reunión del  Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud,  la Administración central y gran parte de los gobiernos autonómicos hayan vuelto a considerar prioritario el ahorro económico en lugar del mantenimiento de una buena atención sanitaria a todos los ciudadanos.

El Sindicato de Enfermería ha manifestado su rechazo a las nuevas medidas de copago que han sido abordadas por la Ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad y los diferentes consejeros autonómicos del ramo, al entender que se continúa castigando a los bolsillos de los ciudadanos, al tiempo que se les recortan servicios, derechos y prestaciones.

Según el Sindicato, los distintos “copagos” (farmacéutico, prestaciones ortoprotésicas, productos dietéticos y transporte sanitario no urgente) hacen pagar dos veces a los ciudadanos y propician, en definitiva, una Sanidad para ricos y otra para pobres. Además de una medida injusta, SATSE considera que el copago no es útil, todo indica que no disminuye de manera significativa el gasto, y conlleva desigualdades sociales y más carga burocrática.

Asimismo, SATSE ha denunciado que estas nuevas medidas vuelven a dejar claro que la estrategia marcada por el partido en el Gobierno con la aprobación del Real Decreto-Ley del pasado mes de abril, es la de convertir la Sanidad en una rápida fuente de ingresos para las arcas del Estado sin importar mucho la repercusión que tiene en la economía y salud de sus usuarios.

A juicio del Sindicato de Enfermería, la decisión de recortar en 7.000 millones el gasto sanitario ha supuesto el “principio del fin” del Sistema Nacional de Salud, tal y como lo conocíamos, al acabar con sus principios básicos de universalidad, gratuidad, equidad o solidaridad.

Una situación que ha provocado un malestar generalizado entre profesionales y ciudadanos que vienen protagonizando distintas acciones de protesta y movilización en los últimos meses, como la que reunió ayer a miles de personas en frente de la sede del Ministerio de Sanidad, horas antes de la celebración del Consejo Interterritorial.

De otro lado, SATSE rechaza que el Ministerio de Sanidad no pretenda reconsiderar su negativa a que se atienda gratuitamente a todos los inmigrantes que se encuentran en nuestro país de manera ilegal, tras el auto del Tribunal Constitucional que lo permite en el País Vasco.

En relación a otro de los asuntos abordados en el Consejo Interterritorial, la propuesta de homologación de categorías profesionales y sus equivalencias, para el Sindicato de Enfermería es lamentable que se hayan hecho caso omiso a las propuestas que realizó hace semanas y ha remitido un nuevo escrito de alegaciones al Ministerio de Sanidad al entender que va en contra de los intereses del colectivo enfermero.

Por último, SATSE ha valorado positivamente que Gobierno y CC.AA. acordaran elaborar un estudio sobre agresiones a profesionales sanitarios, una lacra contra la que el Sindicato lleva trabajando desde hace años, a través de campañas específicas y distintas actuaciones, al ser especialmente preocupante dentro del colectivo enfermero.