SATSE exige contratos estables de un año como mínimo en el mismo centro para evitar la fuga del talento enfermero

28 enero 2021
Mujer observa las pantallas de un aeropuerto

El “Plan de Retorno y Estabilidad para Enfermeras y Enfermeros en el SNS” que SATSE ha trasladado ya al Gobierno central y a los de todas las autonomías busca el regreso a España de las más de 8.000 enfermeras y enfermeros españoles emigrados. 

El Sindicato de Enfermería, SATSE, ha reclamado la realización generalizada de contratos estatutarios estables en un mismo centro sanitario con una duración mínima de un año con el objetivo de posibilitar la vuelta a sus hogares de los miles de enfermeras y enfermeros que se han visto obligados a emigrar a otros países y, al mismo tiempo, dar estabilidad y calidad en el empleo a los que permanecen en nuestro país para evitar que muchos no sigan viendo como única salida el trabajar fuera de España.

Esta demanda se incluye en el conjunto de medidas y actuaciones recogidas en el “Plan de Retorno y Estabilidad para Enfermeras y Enfermeros en el SNS”, que SATSE ha trasladado ya al Gobierno central y a los de todas las comunidades autónomas para propiciar la vuelta de las más de 8.000 enfermeras y enfermeros españoles que se encuentran trabajando en otros países y evitar que otros muchos se vean obligados a hacer las maletas al no encontrar en su país un trabajo en condiciones justas y dignas.

SATSE subraya que la pandemia del Covid-19 ha evidenciado aún más el déficit   histórico y estructural de enfermeras y enfermeros que sufre nuestro país y que nos sitúa a la cola de Europa en todos los informes estadísticos nacionales e internacionales. Una lamentable realidad que requiere de medidas a corto, medio y largo plazo para evitar el éxodo enfermero y propiciar el regreso de estos profesionales a España, añade.

Una de las claves del Plan elaborado por el Sindicato de Enfermería es acabar con las contrataciones temporales de solo semanas, días e, incluso, horas que precarizan aún más la labor asistencial y de cuidados que realizan las enfermeras y enfermeros, y que afectan a uno de cada tres de estos profesionales sanitarios en nuestro país.

Por ello, SATSE reclama a las administraciones sanitarias competentes que fomenten la estabilidad en el empleo para que un profesional pueda trabajar en un mismo centro de manera ininterrumpida, al menos, durante un año, lo que redundará en una mejora de la atención a los pacientes y al conjunto de la ciudadanía.

“Si un enfermero o enfermera trabaja un día en un servicio, al día siguiente en otro, y luego deja de trabajar, para ser contratado días después por poco tiempo en otro centro sanitario, el resultado es que no podrá realizar su trabajo con las suficientes garantías de calidad y seguridad a sus pacientes por mucho que esta sea su intención, además de precarizar gravemente sus condiciones laborales y su salud”, apuntan desde la organización sindical.

Otras medidas del Plan de Retorno y Estabilidad para Enfermeras y Enfermeros en el SNS son el desarrollo de un Programa de acogida a profesionales, tanto para aquellos que se encuentran en el extranjero como para los recién graduados en los dos últimos años y que permanecen en nuestro país, incluyendo, entre otras cuestiones, un periodo de adaptación laboral remunerado de, al menos, un mes.

Asimismo, desde SATSE se plantea la realización de convocatorias de Ofertas Públicas de Empleo (OPEs) en todos los servicios de salud en un plazo máximo de un año; establecer una compensación por parte del servicio de salud del coste del desplazamiento de vuelta a España y a la localidad en la que se ubique el nuevo centro de trabajo, y abonar una mensualidad adicional a la firma del contrato correspondiente por parte del profesional, tanto para los que vienen de otros países como para los que están en España.