SATSE Madrid vuelve a reclamar una Dirección Gral de Cuidados

02 julio 2021

La Consejería de Sanidad modifica su organigrama y pierde, nuevamente, una gran oportunidad para crear la Dirección General de Cuidados que miles de enfermeras llevan tiempo reclamando.

El Sindicato de Enfermería, como muchas enfermeras, considera que desde el Gobierno regional se ignoran los problemas que afectan a las enfermeras/os madrileñas y que no existe ningún interés en resolverlos.

Llega el verano y siguen los problemas que SATSE Madrid denunció al principio de la pandemia, ya el año pasado. “Siguen faltando enfermeras, muchas, y las que trabajan para el Sermas y AMAS se sienten ninguneadas, olvidadas, discriminadas y agraviadas. Consideran que el Gobierno regional podría hacer bastante más por resolver los problemas que afectan a estas profesionales y que se resumen básicamente en dos: incrementar unas retribuciones que se encuentran por debajo de la media nacional y aumentar las plantillas, que son muy insuficientes”.

En este sentido, desde el Sindicato de Enfermería en Madrid se han dirigido al consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, para reclamar un cambio en la política de la Consejería y del propio Gobierno regional. “Es el momento de avanzar en educación y promoción de la salud y en la prevención de la enfermedad. Y es ahí, donde las enfermeras/os, las enfermeras/os especialistas y los fisioterapeutas son vitales y como siempre están dispuestas a liderar esta tarea”.

En el escrito a Escudero afirman que “las enfermeras/os no estamos suficientemente representadas en los órganos donde se toman las decisiones. No lo estamos en las gerencias, no lo estamos en la Dirección General de Recursos Humanos y no lo estamos en la Consejería que usted lidera. Otros, añaden desde SATSE Madrid, están decidiendo por nosotras continuamente, pero sin nosotras”.

Problema que se solucionaría, al menos en parte, con la creación de una Dirección General de Cuidados, dirigida por una enfermera/o, que conozca los problemas a los que se enfrentan a diario las enfermeras y llevase a cabo políticas enfermeras que solventasen la problemática que les afectan realmente”.

La realidad y la política se empecinan en mantener una sanidad medicalizada, en lugar de tender (como debería ser) a una sanidad preventiva que es, además, mucho más barata. “Tendemos, añaden, a mantener grandes hospitales y centros asistenciales donde se lleva a cabo una sanidad de hechos consumados en lugar de prevenir que se produzcan y que sería posible, como ya se está haciendo en los países más avanzados sanitariamente, si el motor fuera la prevención y los cuidados, tan de moda hoy en día pero tan denostado por nuestros responsables políticos”.

La organización sindical apunta que diferentes consejerías de Sanidad ya han apostado por la creación de direcciones generales o subdirecciones de Cuidados, como Castilla-La Mancha, Extremadura, La Rioja, Baleares, Asturias o Cantabria, entre otras, al coincidir todas ellas “en la gran importancia de dar una respuesta satisfactoria a las crecientes necesidades de atención y cuidados que tiene una población con cada vez mayores expectativas de vida  y con más personas que sufren procesos crónicos, pluripatologías o son dependientes”.

El motor de los cuidados es la Atención Primaria, los centros de salud, que siguen siendo los grandes olvidados de las políticas sanitarias del Gobierno regional. “Miles de enfermeras/os de Atención Primaria, explican desde SATSE Madrid, ven con estupor como ante la dificultad para cubrir bajas y vacaciones tienen que prolongar su jornada a siete euros la hora, que no reconoce ni la formación, ni las competencias, ni el valor de nuestras enfermeras para nuestra sociedad y, mucho menos, premia el esfuerzo que llevamos haciendo desde febrero de 2020. Es de justicia que se aplique la proporción existente entre nuestro salario base respecto a otros colectivos y abonarse a un mínimo de 32 euros la hora, es decir, 128 euros por cada módulo de cuatro horas”.

Por tal motivo, reclaman del consejero Escudero que de las instrucciones oportunas a la Dirección General de Recursos Humanos “para que eleve una petición formal urgente a la Consejería de Hacienda en los términos que le hemos expuesto, abonando el módulo de prolongación de jornada de Enfermería a 128 euros (32 euros/hora)”.