SATSE pide más formación y coordinación para luchar contra la violencia de género

07 marzo 2013

El Sindicato de Enfermería propone la generalización de programas formativos que ofrezcan a las enfermeras más habilidades para detectar, evaluar e informar sobre malos tratos. SATSE denuncia que los recortes suponen un paso atrás para lograr una igualdad de oportunidades real entre hombres y mujeres.

El Sindicato de Enfermería, SATSE, comparte el interés prioritario de acabar con la violencia de género que ha proclamado la Organización de las Naciones Unidas, con motivo de la celebración este año del Día Internacional de la Mujer, y recuerda que los profesionales de Enfermería realizan una importante labor en la detección y atención a las mujeres víctimas de esta lacra. 

Bajo el lema “Una promesa es una promesa: momento de pasar a la acción para acabar con la violencia contra las mujeres”, mañana, día 8, se celebra en todo el mundo el Día Internacional de la Mujer, y el Sindicato de Enfermería ha manifestado su total apoyo y compromiso con cualquier acción que evite las agresiones físicas y psicológicas contra la mujer.

SATSE subraya el papel de la enfermería en la detección y tratamiento de la violencia de género, debido a la accesibilidad de estos profesionales a las mujeres víctimas de agresiones, principalmente a través de sus consultas en  los centros de salud.

Una labor, a juicio del Sindicato, que mejoraría con una mayor formación y coordinación del equipo interdisciplinar existente en los centros, según diversos estudios realizados en base a encuestas a los profesionales, y en los que las enfermeras también valoran positivamente los protocolos de actuación existentes, aunque señalan que hay que mejorar su puesta en práctica.

En este sentido, SATSE demanda la generalización de programas formativos específicos que ofrezcan a todas las enfermeras más habilidades para detectar, evaluar e informar sobre los malos tratos ocasionados a las mujeres que acuden a los centros sanitarios, y que, en muchas ocasiones, no se atreven a contar lo que realmente está pasando en sus hogares.

Los estudios realizados con personal de Enfermería demuestran que la comunicación, por parte del paciente, del maltrato como causa de lesiones es escasa (7,5%). Sin embargo, esta tasa mejora (30%) cuando la mujer es preguntada por enfermeras formadas en la materia.

La labor de la Enfermería, colectivo formado en más de un 80 por ciento por mujeres, se centra en el asesoramiento e información a las víctimas de los derechos y recursos disponibles. Además, el profesional de Enfermería es, en muchos casos, el punto de contacto con otros servicios a los que quizás pueda ser remitida la víctima.

Recortes

De otro lado, el Sindicato de Enfermería quiere aprovechar esta jornada reivindicativa de los derechos de las mujeres, para denunciar que el progresivo deterioro que se está produciendo en el Sistema Nacional de Salud, por los recortes puestos en marcha desde las diferentes administraciones públicas, está suponiendo “un paso atrás” en el camino emprendido para lograr una igualdad de oportunidades real entre mujeres y hombres.

SATSE ha destacado que, además de provocar una peor atención al ciudadano, distintas medidas que se están imponiendo, como los cambios de horario sin previo aviso, el trabajo a turnos, o la no suplencia de profesionales que caen enfermos, conllevan que sea cada vez más difícil que se pueda conciliar la vida profesional con la personal y familiar.

Otro aspecto importante que la organización sindical ha resaltado es la escasa presencia de mujeres en cargos directivos. Así, y a pesar de ser una profesión mayoritariamente femenina, los hombres ocupan un 75 por ciento de ellos, según diversos estudios.