Sin suficientes enfermeras en Madrid es imposible vacunar de la tercera dosis

16 noviembre 2021

El Sindicato de Enfermería reclama que se inicie, “cuanto antes” la vacunación de la tercera dosis a todos los madrileños y, especialmente, a los profesionales sanitarios. Cuanto más se tarde en hacerlo más posibilidades hay de que la sexta ola sea mucho más grave de lo que muchos piensan. 

Sin enfermeras no es posible vacunar y hacerlo a través de convenios privados lo único que hace es socavar el sistema sanitario público y precarizar una asistencia que podría ser modélica y que no lo es por los actuales condicionantes políticos. 

El sistema sanitario público está muy tensionado y no aguantará una nueva crisis. Es imprescindible que se renueve al 100% de las enfermeras con contratos Covid ya que, además de vacunar, hay que seguir atendiendo a los madrileños que padecen otras patologías, también las leves y las no tanto.

El Gobierno de la Comunidad de Madrid lleva años ignorando a los profesionales sanitarios, especialmente enfermeras/os, enfermeras especialistas y fisioterapeutas, y de paso a los madrileños que éstas atienden. “Las quejas por el mal funcionamiento del Sistema Sanitario Público son crecientes y desde el Gobierno regional lo único que se hace es publicitar un Plan (el de Primaria) que no solo no resolverá los problemas de los centros de salud, sino que generará mayor malestar entre profesionales y usuarios”.

Es imprescindible que desde el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso se pongan a trabajar, junto con los representantes de los trabajadores sanitarios, en un Plan Global para el Sermas, real y factible, que saque al sistema sanitario público de la indefinición en la que se encuentra.

La solución, añaden, no es despedir al 65% de la plantilla enfermera que se contrató para el Covid-19. “Todas y cada una de ellas son necesarias y lo demuestra el hecho de que las listas de espera no paran de incrementarse, al mismo nivel que las quejas de los usuarios por el mal funcionamiento de un sistema sanitario del que solo el Gobierno regional es culpable, por su inacción”.

Para el Sindicato de Enfermería es imprescindible que se destine al mantenimiento del Sermas “lo necesario y no las cantidades con las que el Gobierno intenta maquillar una realidad ficticia. En el Sermas se necesitan a todas y cada una de las enfermeras que se contrataron en la campaña de Covid ya que, de lo contrario, no se podrá vacunar a la población de la tercera dosis y si se hace, además de demorarse en el tiempo, será a costa de no atender adecuadamente a la población, tal y como ocurre en la actualidad”.

Las plantillas enfermeras de hospitales y centros de salud son muy deficitarias y con el anuncio de la no renovación del 65% de los contratos de enfermeras “lo único que hace el Gobierno regional es decirles que se vayan y que acepten contratos en otras regiones o en el extranjero donde serán bienvenidas. Estamos dilapidando un capital humano esencial, a las profesionales que antepusieron su salud para salvar vidas. Enfermeras/os que, además, no volverán a querer trabajar para un sistema sanitario público, el madrileño, que las ignora y, además, las retribuye peor que otros servicios de salud”.

Pretender que renovando al 35% de los contratos Covid-19 se mantenga el nivel de calidad que ha caracterizado al Sermas es, simplemente, imposible, finalizan desde el Sindicato de Enfermería. “La prueba, la situación de la Atención Primaria. Si estuviese correctamente dimensionada y retribuida como debiera, se evitarían las demoras que se producen en la actualidad y se resolverían la gran mayoría de problemas de salud que hoy se abordan en las Urgencias hospitalarias donde los usuarios han de acudir para que les atiendan de patologías leves”.